Los sitios menos perrunos - lista negra -

Hemos decidido crear esta nueva sección… porque aunque nos gustaría que estuviera vacía sabemos que habrá establecimientos que se porten mal con nosotros y con nuestros perros. No, nos estamos refiriendo a los establecimientos que prohíben la entrada de perros, que están en su derecho, sino aquellos que nos traten mal, tengan malos gestos, etc…

 

Esperamos que pase mucho tiempo antes de comenzar a llenar esta sección…

 

Por desgracia, comenzamos la lista negra…. es una verdadera pena, porque no nos gusta tener que hacerlo.

 

Mesón Monasterio sitio Calle Máximo Cayón Waldaliso, 16 León  y los motivos son estos (Pilipo nos manda este mensaje:” Mesón Monasterio, sitio antiperros.

"Acabamos de venir de tomar 3 amigas algo con nuestros respectivos canes de la terraza del patio interior peatonal que tiene el Mesón Monasterio (zona Corte Inglés). En ningún momento se nos comunica que no se admitan perros en la terraza (dentro está claro, puesto que así lo pone un cartel). Así que tomamos la consumición normalmente. De repente pasaron un grupo de chicos corriendo y gritando y los perros se asustaron y ladraron un poco, nada del otro mundo y tampoco le dimos mayor importancia.

Pero una vez que habíamos pagado y nos disponíamos a ir, nos dice el camarero que estábamos en una propiedad privada en donde los perros están prohibidos según 2 señales de PROHIBIDO PERROS a ambas entradas de tal patio.
Anonadadas ante tales señales de prohibición de las que no éramos conscientes, fuimos a comprobarlo y NO encontramos ninguna señal con tal prohibición, sino PROHIBIDO CORRER, PROHIBIDO JUGAR AL BALÓN, PROHIBIDO PATINES, …
Le comunicamos al camarero que no existen las señales de prohibición de perros que el afirmaba que existían, y el muy incrédulo fue a comprobarlo por si mismo. Ante la impotencia por su error, nos empezó a subir la voz y a decir que no teníamos los perros educados, que molestaban y que luego recibían quejas de los vecinos. Le dijimos que si no admitían perros nos lo hubiera dicho desde el principio y nos hubiéramos ido a otro sitio. Acabamos pidiendo el libro de reclamaciones. Tal camarero llama a la policía local (no sé para qué, la verdad) a la que cuando llega les empieza a decir sandeces de que un perro estaba suelto, que nos comprobaran si los perros tenían el chip y no sé cuantas sandeces más que entiendo a tal camarero no le competía y no era el motivo de la queja. Para que sepamos lo que hay. Otro bar al que no se vuelve más)"

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now